Reto para el día 12 de diciembre de 2020.

#AdvientoEnMovimiento

La oración entera es preciosa, la he encontrado en Aleteia y a continuación os la transcribo:

Con sinceridad, proclamo que Jesús es mi Dios, Señor, Rey y Salvador. Sólo Tú Señor mío, tienes palabras de vida eterna, sólo Tú puedes sanar mi interior, solo Tú puedes redimirme y salvarme.

Señor mío, me pongo en tus manos. Por sobre todas las cosas, quiero y necesito aprender a expresarte mi amor, mis sentimientos y todo lo que hay en mi ser. Te digo con todo mi corazón que te amo y deseo conocerte cada día más y más.

Señor mío Jesucristo, sabes que todos los vacíos de mi ser sólo pueden ser llenados por tu gracia y tu presencia. Mis miedos, mis preocupaciones, mis dolores, mis confusiones, sólo pueden encontrar soluciones y sanación en Ti.

Abre los ojos de mi mente y de mi corazón para que pueda escucharte. Fui creado por Ti y para Ti, quiero unirme a tu pueblo en una sola alabanza y adoración. Abre mis labios para que hable solo verdad, para que cante tu amor, para que exprese lo que has puesto en mí

Deseo y necesito sentirme amado por Ti, porque quiero corresponder a tu amor, que a la vez me sana y me levanta. Enséñame a vivir en tu presencia, quiero compartir mi vida contigo, quiero estrechar lazos de amistad fiel contigo.

Dios mío, aunque me duela, quita de mi interior todas aquellas malas inclinaciones, falsas pasiones, deseos mundanos que quieren separarme de tu amor, aleja de mí todo lo que entorpece mi unión y relación contigo. Saca de mi corazón todo lo que no proviene de Ti, porque quiero ser grato a tus ojos.

Te suplico que seas el escudo que no permita que los malos deseos, las palabras destructivas y las acciones de aquellos que no me quieren, me hagan daño y me hagan sufrir, Cuento con tu presencia que me protege siempre y que me brinda fortalezas para la realización de tantos sueños que tengo y quiero ver realizados.

Gracias, porque sé que siempre estarás conmigo y me ayudarás a que todo me salga bien y harás que todas las dificultades y todos los problemas sean auténticos trampolines que me impulsen a la consecución de los objetivos que tengo en mi vida..

Arranca de mi corazón todo sentimiento de miedo frente al futuro, dale tu seguridad y paz. Límpialo de todo sentimiento negativo y de toda emoción destructiva. Envíame la abundancia de tu luz, para que pueda verme libre de toda equivocación. Quiero ser valiente, sin miedos y con ganas de seguir luchando.

Señor mío, deseo hacer tu voluntad porque deseo vivir de ahora en adelante para agradarte. Llena mi corazón de alegría y ánimo para poder seguir adelante. Te confío toda mi vida

Amén.

Esta entrada fue publicada en Movimiento Cursillos, Oración. Guarda el enlace permanente.